Dimonis i Correfocs

Dimonis i Correfocs
Los Dimonis i Correfocs son parte de la tradición mallorquina y aparecen en muchas de sus fiestas.
Si bien, lo más común es encontrarnos con los “Dimonis” en Enero cuando varios municipios de la Isla celebran la festividad de Sant Antoni (Manacor, Muro, Sa Pobla, Artà), también es cierto que últimamente, estos locos juguetones del fuego, están presentes en muchas fiestas populares durante todo el año.
Foto extraída de la página de Facebook de “Realment Cremats”. Colla de dimonis del Secar de la Real (Palma)
En cuanto a la leyenda de Sant Antoni os contamos aquí un poquito:
 
Dice la leyenda que, allá por el S.III después de Cristo, Sant Antoni vendió todo lo que tenía y se retiró a un cueva cerca del Mar mediterráneo para vivir humildemente y así acercarse a Dios. Estando es su cueva, a Sant Antoni se le apareció un Demonio, con imágenes malignas y pecaminosas, incitando a Sant Antoni a hacer cosas , que evidentemente, se resistió a hacer. 
A la noche siguiente, los Demonios intentaron tentar al santo y el  se volvió a resistir,y así cada noche hasta que una noche, Dios se cansó de la escena a e intervino lanzando un “brazo de luz” en la cueva que atemorizó a los demonios que se fueron con la cola entre las piernas y nunca más regresaron.
Foto extraída de la página de facebook de “dimonis d’Inca”
 Como comentábamos “els dimonis” suelen estar invitados también en la mayoría de  fiestas de verano que se celebran en todos los pueblos ( y barrios) de Mallorca, suelen ir acompañados de batukadas, y vienen para “asustarnos” con sus chispas y bailes.
Foto extraída de la página de facebook de “Kinfumfa”, Colla de dimonis del Molinar (Palma)
Al peque de la casa le encantan y este verano hemos acudido a varios encuentros con ellos disfrutando de espectáculos de todo tipo, correfocs con brujas, correfocs infantiles, etc.
Cierto es que la edad que deben tener los peques para participar en un correfoc dependerá del niñ@. Los demonios pueden asustar y el fuego o el ruido también así que no podemos orientar sobre la edad idónea. Lo mejor probar y no forzar, sobretodo no forzar, si el niño/a tiene miedo para qué hacérselo pasar mal ¿no? La cuestión es que disfrute y que lo haga acompañado de un adulto, por supuesto.
Tanto si sois de la Isla, como si venís de visita, os recomendamos disfrutar de un “Correfoc” y para ello, os dejamos unas recomendaciones sencillas para hacerlo de forma segura:
  • Llevar ropa de algodón, pantalón largo y manga larga.
  • Calzado adecuado cerrado.
  • Sombrero/capucha/pañuelo
  • Gafas que protejan los ojos ( gafas de soldador, gafas de piscina,etc)

    Preparados para que vengan las chispas!

Durante el correfoc.

  • No tirar aguar
  • No tocar los restos de artefactos pirotécnicos.
Esta foto va con dedicatoria a un peque por el susto que se llevó. J.R campeón!

Espero que os haya gustado el post y perdonad que las fotos no sean mías. Por más que lo intento es imposible hacer fotos con los niños, las chispas y los sustos que nos damos. Pero bueno como fotógrafa no valgo un pimiento  así que… jijijij.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *